Pasos para elaborar un buen trabajo académico

¿Qué buscar?

  • Antes de empezar a buscar, realiza una primera búsqueda para elegir el tema de interés, que no sea muy amplio ni muy especializado.
  • Elige dos o tres conceptos clave y sus sinónimos

 

¿Dónde buscar?

 Haz una revisión bibliográfica o documental que te ayude a identificar, extraer y recopilar la información existente sobre un tema concreto. Puedes consultar las siguientes fuentes

    Catálogos. Para localizar libros, revistas y otros materiales especiales, fundamentalmente impresos:

 

Bases de datos de la BUCLM. Para encontrar información de tesis, congresos, libros electrónicos… etc. Pincha aquí para ver el listado. Destacamos las siguientes bases de datos multidisciplinares:

  • DIALNET. Hemeroteca virtual que contiene los índices de las revistas científicas y humanísticas de EspañaPortugal y Latinoamérica.
  • TESEO. Base de datos del Ministerio de Educación de las Tesis Doctorales realizadas en universidades españolas. Se recomienda también la consulta de otras fuentes de información para las tesis tales como TDR, PROQUEST Dissertation y DART-Europe.
  • EbscoHost. Es una plataforma que ofrece acceso a un conjunto de bases de datos de diversos campos científicos, a los cuales se puede acceder y consultar simultáneamente a través de un solo interface.
  • ProQuest. Es un recurso multidisciplinar que ofrece hasta el momento 31 bases de datos con más de 19.000 títulos de publicaciones, de las que 13.000 son a texto completo.
  • SCOPUS. Base de datos bibliográfica de resúmenes y citas de artículos de revistas científicas a nivel internacional.
  • WOS. Conjunto de bases de datos en las que aparecen citas de artículos de revistas científicas, libros y otros tipos de material impreso que abarcan todos los campos del conocimiento académico. 

 

  Metabuscadores

  • PLINIO es el metabuscador de la BUCLM que permite buscar todos los recursos de la biblioteca, tanto impresos como electrónicos.
  • Google Académico es un buscador especializado en literatura científico-académica.

 

  Repositorios. Ofrecen acceso abierto a la producción documental institucional resultante de la actividad académica, investigadora y de gestión corporativa de nuestra comunidad universitaria. RUIdeRA es el repositorio institucional de la UCLM y Recolecta es la plataforma que agrupa a todos los repositorios científicos nacionales.

 

Recuerda que para acceder a los recursos electrónicos de la Universidad sólo necesitas estar conectado a un ordenador y a la red. Si te encuentras en el exterior de las instalaciones de la Universidad puedes configurar el acceso a la VPN.

Una vez localizada la información, el paso siguiente será la obtención de los documentos. Los que no están disponibles en nuestra biblioteca podrán ser solicitados por préstamo interbibliotecario. Otra posibilidad de poder obtener un documento es a través de la Desiderata. Se trata de una solicitud de compra de materiales bibliográficos que va dirigido principalmente a los alumnos. Se puede realizar a través de “Mi biblioteca” o en los mostradores de préstamo.

 

¿Dónde buscar?

Una vez elegida la fuente de información a consultar, debemos conocer su sistema de recuperación. Existen algunas opciones comunes en casi todos estos sistemas, como son:

  • Búsqueda simple y avanzada
  • Frase exacta: “trabajos académicos”
  • Listado de materias o tesauros
  • Unir los términos con operadores booleanos
  • Delimitadores geográficos, cronológicos … etc.

La primera búsqueda no suele ser suficiente, debemos valorar los resultados y, si es necesario, cambiar las ecuaciones o los términos en el caso de que no reflejen tus necesidades, recupere escasos resultados o excesivos.

No debemos olvidar elegir solo los documentos fiables y de mayor calidad. Para ello, ten en cuenta la importancia de la autoría, la relevancia de la fuente, la calidad de la información, la presentación del contenido y la actualidad.

Una vez recopilada la información, debes proceder a la sistematización, organización y manejo de la misma. La UCLM ofrece, gracias al convenio firmado con Microsoft, una serie de herramientas integradas en Office 365 que suponen una gran ayuda para la organización de calendarios, listas de tareas, recordatorios, etc. Podemos acceder a ellas desde los SERVICIOS ON de la UCLM, identificándonos con nuestro usuario y contraseña.

Además, hay otras herramientas que nos pueden ayudar en nuestra tarea:

  • Servicios de almacenamiento en la nube como OneDrive, Google Drive y Dropbox
  • Gestores de notas como Evernote.
  • Gestores bibliográficos como Endnote: de gran ayuda para gestionar las referencias, elaborar bibliografías o crear citas evitando tener que conocer cada una de las normas o estilos de cita a aplicar. Éstos nos permiten, entre otras cosas crear, mantener y organizar una base de datos personal integrada por referencias bibliográficas para elaborar un trabajo de investigación.

Además de un buen contenido, el éxito de un trabajo se fundamenta en otros pilares:

Una ESTRUCTURA lógica, clara y coherente.

Una PRESENTACIÓN elegante y correcta.

 

Estructura del Trabajo

Es importante que contenga las siguientes partes: cubierta y/o portada, resumen o abstract (más orientado a TFG y TFM), índice general o sumario, introducción, cuerpo del trabajo, conclusiones, bibliografía consultada, índice y apéndices o anexos.

Por lo que respecta a la redacción, ten presente que el estilo científico se caracteriza por ser claro, sencillo (pero no coloquial), conciso, concreto, objetivo y riguroso. Algunas recomendaciones son:

  • Aprende a utilizar la terminología propia de tu disciplina, sé preciso con las palabras y evita las ambigüedades.
  • Intenta utilizar un vocabulario rico. Consulta diccionarios de sinónimos.
  • Usa frases cortas y simples mejor que complejas y subordinadas, siguiendo un orden lógico.
  • Recuerda que lo más importante es que tengas algo que decir. Evita los vulgarismos, la retórica y la superficialidad.

 

Presentación y Exposición del Trabajo

  • No existen unas reglas generales de obligado cumplimiento, dependiendo del tipo de trabajo, de la Facultad o Escuela y del profesor habrá una guía de estilo para la presentación que debas respetar. No obstante, te proponemos unas orientaciones usualmente aceptadas:

  • Un trabajo breve pero bien documentado, argumentado y estructurado será mejor evaluado que uno más amplio, pero vacío de contenido e incoherente.
  • Para la edición impresa de tu trabajo utiliza papel blanco de buena calidad y no olvides paginarlo.
  • Aprende a utilizar los estilos del procesador de texto.
  • Los márgenes deben ser amplios y tiene que existir una separación entre párrafos, generalmente justificados, para que la página no resulte recargada.
  • El tipo de letra o fuente debe ser estándar, formal y claramente legible.
  • Hay que establecer claramente la diferencia entre los distintos niveles (los capítulos, apartados y subapartados del trabajo) utilizando espacios y una jerarquización clara y coherente que se mantendrá a lo largo de todo el trabajo.
  • También hay que contar con una adecuada presentación de los gráficos, esquemas, tablas, figuras e imágenes que puedan acompañar al texto para favorecer la comunicación.
  • Antes de imprimirlo, relee el texto para revisar la ortografía, la puntuación y la sintaxis.

 

Si el trabajo requiere una exposición oral, será de gran utilidad que elabores previamente un guión o esquema con el contenido jerarquizado. En el momento de la exposición te serán de utilidad las siguientes recomendaciones:

  • Cuida tu imagen.
  • Intenta estar relajado y controlar tu lenguaje gestual.
  • Cíñete al tiempo establecido para la presentación.
  • Presenta las ideas de forma ordenada, siguiendo una estructura argumental clara y justifica tus afirmaciones.
  • No grites, pero hazte oír, habla despacio, varía el ritmo y la entonación.

 

Si te lo permiten, puedes ayudarte de una breve presentación en PowerPoint, OppenOffice Impress o Prezzi para defender tu trabajo, pero ten en cuenta que las diapositivas son solo un apoyo. No leas las diapositivas ni des la espalda al público.

El Plagio es un tipo de robo o de apropiación indebida cometido al usar palabras o ideas de otros autores. Para evitar el plagio y reconocer el trabajo de otros autores y localizar las fuentes consultadas es fundamental la elaboración de las citas y la bibliografía. Existen diversas normas internacionales al respecto: APA, ISO, MLA, Hardvard, Vancouver, etc., la elección de un estilo u otro dependerá entre otros factores del área de conocimiento, de las indicaciones del profesor o un director de trabajo, así como del congreso o de la revista donde se vaya a publicar.

Se puede consultar la norma ISO de forma gratuita, accediendo desde la base de datos AENORmás suscrita por la Universidad.